Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 25  >  Articulo


Agronomía Tropical 25(2): 117-123. 1975

EFECTO DE LA DENSIDAD DE SIEMBRA SOBRE EL RENDIMIENTO EN SOYA

S. Ortega Y.* y J. Tesara*


INTRODUCCION

El cultivo de la soya (Glycine max (L.) MERR.) alcanza cada día mayor importancia debido a la necesidad de utilizar el grano como materia prima en la elaboración de alimentos concentrados para animales. La calidad de la proteína y el alto contenido de la misma en el grano de soya hacen que en l a actual id ad, casi todos los país es exploren sus posibilidades de producir su propia soya para no depender de importaciones.

En el país se está acumulando cierta información producto de investigaciones y experimentaciones con el objetivo de fomentar el cultivo para tratar de abastecer nuestras necesidades que son elevadas comparativamente.

Para garantizar una producción rentable en este cultivo es necesario conoce r sus principales prácticas agronómicas, entre las cuales destaca la población óptima para lograr los mejores rendimientos. Esta densidad de siembra está muy relacionada con el porte de la planta, la cual varía mucho entre variedades y en nuestro case nos interesan aquellas que sean capaces de alcanzar un mínimo de 80 centímetros y a su vez sean resistentes al acamamiento y fructificación a cierta distancia del suelo para facilitar la cosecha mecanizada, con un mínimo de pérdida de grano en la misma.

Es frecuente observar cultivos que por no adoptar la densidad de siembra más recomendable no alcanzan la producción necesaria para hacerlos rentables. Sin duda alguna, dentro de esos, se encuentran la mayoría de las leguminosas y por consiguiente la soya la cual apenas comienza a ser plantada con mires a cubrir, en un futuro cercano, el notable déficit de materias primas para la producción de alimentos concentrados.

Esperamos que los resultados y recomendaciones alcanzadas en este trabajo contribuyan en parte, a fomentar el cultivo de esta leguminosa en el país.

REVISION DE LITERATURA

Existen algunos estudios sobre densidad de siembra en el cultivo de la soya, los cuales han suministrado información para aquellas regiones donde fueron realizados.

PROBST (1945), determinó que la mejor distancia entre plantas es de 5 a 7,5 cm., en estudios realizados con cuatro variedades de soya PENDLETON et al (1959), encuentran que las siembras realizadas a 60 cm., entre hileras, presentan mayor rendimiento por unidad de superficie, que aquellas donde se utiliza 100 cm. LEHMAN (1960), en experimentos con dos variedades de soya en hileras separadas a 50 Y 100 cm. y varias distancias entre plantas, determine que 50 cm. es la mejor distancia para alcanzar mayores rendimientos y las plantas se presentan más ramificadas y con mayor cantidad de frutos al aumentar la distancia entre hileras. NELSON (1962), trabajando con seis variedades de soya sembradas a 55 cm. entre surcos y de 2,5 hasta 21 cm. entre plantas, llegó a la conclusión que a la distancia de 2,5 cm. Las plantas son más altos y los rendimientos mayores por unidad de superficie. BURNSIDE (1964), determine 39% más de rendimiento en siembras con 25 cm. entre surcos en comparación con la distancia de 100 cm. GRAY (1967), en experimentos realizados a 30, 45 Y 60 cm. entre surcos y 10 a 15 cm. entre ,plantas con una o dos semillas por hoyo, encuentra mayor rendimiento al sembrar a 30 cm. entre surcos con dos semillas por hoyo. SAXENA, et al (1971), utilizan tres variedades y tres épocas de siembra para demostrar que 30 cm. de distancia entre surcos es la más recomendable para el cultivo de la soya. COSTA VAL, et al (1971), demuestran que los rendimientos en soya aumentan al disminuir la distancia entre hileras y observan en las siembras realizadas a 25 cm., entre surcos, mucho acame, perjudicial para la cosecha mecanizada.

MATERIALES Y METODOS

Este estudio se divide en dos partes: la ,primera, orientada a determinar la mejor distancia entre hileras y la segunda la mejor densidad dentro de la hilera.

Para obtener la información necesaria en relación a la distancia entre hileras, se sembraron cuatro ensayos en los Campos Experimentales de Maracay y Gonzalito en el mes de Junio de los años 1970 y 1971. El diseño experimental utilizado es Bloques al Azar con diez tratamientos, de los cuales cuatro son hileras sencillas a 50, 60, 70 y 80 centímetros y seis en hileras pares a 30 y 40 centímetros entre surcos del mismo por y 60, 70 y 80 centímetros entre surcos de pares diferentes, la separación entre plantas, de 8 centímetros fue igual para todas las distancias entre hileras utilizadas.

Para determinar la mejor densidad de siembra, se montan dos ensayos en las mismas localidades antes mencionadas, en Junio de 1972.

El diseño utilizado es Parcelas Divididas, correspondiendo a las parcelas los tratamientos de distancias entre hileras de 40, 50 y 60 centímetros e hileras pares a 60 x 40 centímetros. En las subparcelas fueron ubicadas las densidades de 5, 7 y 10 centímetros entre plantas.

El área efectiva de cada unidad experimental la integran cuatro hilos de cinco metros de largo. Para lograr la población de plantas requerida es necesario sembrar abundante cantidad de semilla y luego practicar dos raleos a los 5 y 12 días después de la germinación.

El rendimiento de semillas logrado en cada unidad experimental es necesario expresarlo en Kg/Ha. para proceder al análisis de la variancia.

La variedad utilizada en todos los ensayos es 'Improved Pelican', debido a ser una de las mejores adaptadas a nuestras condiciones y la más utilizada en las siembras comerciales.

Tanto los suelos de Maracay y Gonzalito, donde se ubican los ensayos, pertenecen a la serie Maracay de textura Franco-arenosa, teniendo los suelos de Gonzalito mayor contenido de arena.

RESULTADOS

La información resumida de cuatro ensayos realizados en los años 1970 y 1971, aparecen en el Cuadro 1, pudiendo observar en el mismo, que los mejores rendimientos corresponden a las distancias de 50 centímetros entre hileras sencillas y 60 x 30 centímetros en hileras apareadas, las cuales superan, en forma notoria, al rendimiento alcanzado con la distancia entre surcos de 80 centímetros tomada como punto de comparación.

CUADRO 1. Rendimientos promedios en Kg /Ha. de soya con diez distancias entre hileras, en dos años y dos localidades diferentes.


Distancias (cm.) entre hileras

Año 1970

Año 1971

Rendimiento Promedio

% sobre Testigo

Maracay

Gonzalito

Maracay

Gonzalito


60 y 30 cm.

2.863

2.598

1.441

2.933

2.459

131,1

50 cm.

2.550

2.510

1.619

3.031

2.427

129,4

60 y 40 cm.

2.821

2.467

1.401

2.888

2.394

127,6

70 y 30 cm.

2.590

2.835

1.400

2.750

2.393

127,6

80 y 30 cm.

2.619

2.489

1.323

2.916

2.337

124,6

70 y 40 cm.

2.302

2.590

1.379

2.928

2.300

122,6

80 y 40 cm

2.214

2.662

1.303

2.988

2.292

122,2

60 cm

2.263

2.614

1.285

2.829

2.247

119,8

70 cm

2.358

2.586

1.203

2.378

2.131

113,6

80 cm.

1.994

2.247

1.095

2.170

1.876

100,0


Estos rendimientos que oscilan entre los 2500 a 3000 Kg/Ha. son satisfactorios, aún más si se toma en consideración que la semilla no fue inoculada con bacterias nitrificantes ni hubo aplicación de abono mineral en la siembra.

De acuerdo a este primer resultado observado, surgió la necesidad de determinar cual debe ser la distancia entre plantas más recomendable ,para las siembras utilizando la separación entre hileras que alcanzaron los mayores rendimientos. Con ese fin, se montaron dos ensayos con tres distancias entre plantas, tal como aparecen en el Cuadro 2. En este cuadro se puede observar que los mejores rendimientos se logran al disminuir la distancia entre plantas hasta cinco centímetros y la distancia entre hileras hasta 40 centímetros, en las dos localidades donde se montaron los ensayos.

Los resultados revelan que existe un incremento aproximado a un 30 por ciento en los rendimientos de soya en grano al utilizar hileras separadas a 50 centímetros contra hileras separadas a 80 centímetros. Un incremento en el rendimiento similar al anterior se observe al sembrar la soya a 50 centímetros entre hileras y cinco entre plantas en comparación con 60 centímetros de distancia entre hileras y 10 centímetros entre plantas.

CUADRO 2. Rendimientos promedios en Kg/Ha. de soya utilizando cuatro distancias entre hileras y tres entre plantas en dos localidades en 1972.

Diferencia entre:

Maracay 
Kg/Ha.

Gonzalito 
Kg/Ha.

Promedio 
Kg/Ha.

Diferencia %

Hileras

Plantas


40 cm.

5 cm.

2.888

2.152

2.520

133,8

60 x 40 cm.*

5 cm

2.715

2.210

2.463

130,8

40 cm.

7,5 cm.

2.875

1.981

2.428

128,9

50 cm.

5 cm.

2.704

2.131

2.416

128,3

60 x 40 cm.

7,5 cm.

2.597

2.038

2.318

123,1

6D cm.

5 cm

2.563

1.961

2.262

120,1

40 cm.

10 cm.

2.685

1.838

2.261

120,0

60 x 40 cm.

10 cm.

2.246

2.178

2.212

117,5

50 cm.

7,5 cm

2.415

1.939

2.177

115,6

50 cm.

10 cm.

2.316

1.808

2.062

109,5

60 cm.

7,5 cm.

2.147

1.968

2.058

109,3

60 cm.

10 cm

1.863

1.902

1.883

100,0


*Hileras pares separadas a 40 cm. y 60 cm. de distancia entre cada par.

 

DISCUSION Y CONCLUSIONES

Los resultados alcanzados en los seis experimentos, concuerdan con la mayoría de los trabajos consultados, que aparecen en la revisión de literatura, al confirmar que cuando se disminuye la distancia de siembra, tanto entre hileras como dentro de las mismas, los rendimientos en granos aumentan por unidad de superficie sembrada.

La mayoría de las siembras comerciales realizadas en el país utilizan las distancias de 60, 70 y hasta 80 centímetros entre hileras y echo centímetros entre plantas con lo que obtienen poblaciones de 207, 177 y 156 mil plantas por hectárea. La información lograda permite recomendar poblaciones de 400 mil plantas por hectárea producto de siembra a 50 centímetros entre hileras y cinco centímetros entre plantas. Si consideramos que 100 semillas de la variedad utilizada posa aproximadamente 15 gr., para alcanzar una población de 400 mil plantas por hectárea, son necesarios 60 kg. de semillas.

Estos resultados revelan que la cantidad de semilla de 30 a 35 kg. por hectárea utilizada en algunas de las siembras realizadas es insuficiente y este hecho contribuye, entre otros factores, a los bajos rendimientos alcanzados por unidad de superficie.

En ninguno de los ensayos realizados se observa diferencias en relación al acame al sembrar en hileras más juntas o más distantes. 

En los dos ensayos realizados en el año 1972, se observa una pequeña diferencia en relación a la implantación de los primeros frutos los cuales se alejaron dos centímetros más, de la superficie del suelo, cuando la densidad en la hilera fue de cinco centímetros, entre plantas, en comparación con 10 centímetros. 

Se debe recomendar a los agricultores a sembrar en hileras separadas a 50 centímetros entre planta para alcanzar mejores rendimientos. Para aquellas siembras donde existe la posibilidad de riego compleme tario se puede utilizar la distancia de hilos pares de 60 x 40 centímetros con la misma densidad en la hilera.

RESUMEN

Con el objeto de determinar la mejor distancia de siembra para el cultivo de la soya (Glycine max. (L). MERR.) se realizan seis ensa en los Campos Experimentales del CENIAP y Gonzalito, Edo. Aragua: durante los años 1970, 1971 y 1972. La variedad usada en los ensayos  es la 'Improved Pelican', utilizando los diseños de Bloques al Azar Parcelas Divididas. 

Los mejores rendimientos, de 2500 hasta 3000 Kg/Ha., se obtienen con siembras distanciadas a 50 cm. entre hileras y 5 cm. entre plantas. Utilizando esta densidad de siembra, el rendimiento que se logra supera un 30 por ciento al alcanzado cuando la distancia usada es de 60 cm entre hileras y 10 cm. entre plantas. Se observa que la implantación los primeros frutos, en siembras a 50 cm. entre hileras y 5 cm. en plantas, es dos cm. más alta, en relación a la superficie del suelo, que las siembras a 60 cm. entre hileras y 10 cm. entre plantas.

SUMMARY

Soybean (Glycine Max (L). MERR.) plant density was studied in six experiments during 1970, 1971 and 1973. They were located in the CENIAP and Gonzalito Experimental Farms in Aragua State. 'Improved Pelican' variety was used in the experiments in Randomized Blocks and Split Plots designs.

The maximum yields of 2.500 and 3.000 Kg/Ha. were obtained with plants seeded in rows 50 cm. apart and 5 cm. between plants on the rows. These yields are 30 percent higher than those obtained with 60 cm. between rows and plants 10 cm. apart on the row. 

The pod set on the plant stems was in average, two cm. higher when the plants were seeded in rows 50 cm. apart and 5 cm. between plants.

BIBLIOGRAFÍA

BURNSIDE, O. C. y COLVILLE' W. L. 1964. Soybean and weed yields as affected by Irrigation, row spacing, tillage and amiben. Weeds 12: 2:109-112.

COSTAVAL, W. M. DA., BRANDAO, S. S., GALVAO, J. D. y GOMES, F. R. 1971 Efeito do espaçamento entre fileiras sobre a produçao de graos e outras características agronómicas da soja (Glycine max (Lx Merril) Experientese 12: 12: 431-474.

GRAY, R. W. 1967. Soybean spacing in a high-rain-fall environment. East Afr. Agric. For. Jour. 32: 3:265-268.

JOHNSON, B. J. y HARRIS, H. B. 1967. Influence of plant population on yield other characteristics of soybeans. Agron. Jour. 59: 5:447449.

LEHMAN, W. F. y LAMBERT, J. N. 1960. Effects of spacing of soybean plant between and whithin rows on yield and its components. Agron. Jour. 52: 1:84-86.

NELSON, C. E. y ROBERTS, S. 1962. Effect of planting date, plant spacing on six soybean varieties. Washington, Agri. Exp. Sta. Bull. 639 9p.

PENDLETON, J. W. HADLEY, H. H. y BERNARD, R. L. 1959. Narrow-raw soybeans produce top yield. Crops and Soils. Madison 12:10.

PROBST, A. H. 1945. Influence of spacoing on yield and other character in soybeans. Agron. Jour. 37: 7: 549-554.

SAXENA, M., PANDEY, R. y HYMOWITZ, T. 1971. Agronomic requirements of soybeans (Glycine max L.) Merr). Indian Jour. Agric. Sci. 41: 4:339-344.


^

Agronomía Tropical  >  Colección  >  Sumario Volumen 25  >  Articulo